Monthly Archives

July 2017

FOOD ADVENTURES, PAULIE SAYS

Un post vegano

De niña me daban “fuchi” los vegetales. Siempre me he considerado una persona melindrosa, no empiezo a comer hasta no sacarle cada trozo de cebolla a mi comida y no imagino mi vida sin nuggets de pollo.

Hace un par de años en un parque de la localidad durante una proyección cinematográfica conocí a Roy, amigo de la adolescencia de Ed. Es un sol, un excelente amigo y es vegano. No siento que sea cierto eso de “eres lo que comes”, es un pensamiento arcaico de mal gusto que nació con el fin de crear un sentimiento de vergüenza, pero si creo que conociendo la comida vegana, puedo llegar a conocer mejor a mi amigo y lo importante que es para él seguir ese estilo de vida.

Mi experiencia con platos veganos es muy, muy limitada. Antes solía visitar un restaurante vegetariano y era mega fan del gluten agridulce, hasta que mi cuerpo dijo “uno más y te mato”. ¿Intolerancia? No lo sé con seguridad pero tengo mis sospechas. Roy poco a poco ha derribado mis barreras culinarias de niña picky y le he dado la oportunidad al veganismo.
Con mucha emoción nos invitó a almorzar a su casa en compañía de sus gatos y puso en práctica sus dotes culinarios. Y me sorprendió tremendamente con su menú:

  • Moussaka
  • Tortas de garbanzo
  • Chutney de tamarindo
  • Limonada con jengibre, mastranto y raspadura
  • “Parmesano”


¿Mi elemento favorito? Las tortas de garbanzo. Las comería siempre, frijolera soy. La Moussaka de berenjenas estuvo deliciosa, me recordó mucho a las berenjenas gratinadas italianas y el chutney tenía un sabor muy hindú. Definitivamente un plato con sabores complejos y bien logrados.


Si son carnívoros y melindrosos como yo, denle una oportunidad a la comida vegana y vegetariana. Pueden llevarse una sorpresa contra todo prejuicio.

Si desean la receta de este menú para preparalo en casa, se las dejo luego del link. (créditos: Roy A.)

Continue Reading

FOOD ADVENTURES

Unagi

Tuve la oportunidad de ir a un Foodie Meetup cortesía de Degusta Panamá y para mi suerte era comida fusión japonesa.

Unagi lleva 4 meses en operación, y para el poco tiempo que llevan, me han causado una buenísima primera impresión con su menú de degustación preparado para los comensales. En Panamá hay lugares de sushi en abundancia, por lo cual un menú impecable y las buenas referencias son clave.

Nos recibieron con un Mojito(sin alcohol) a base de moras, yerbabuena, albahaca y limón. En lo personal no soy fan de los mojitos ni bebidas con sabores verdes, pero estuvo delicioso.

Luego, el primer plato acompañado de una copa de vino blanco italiano cual nombre no puedo recordar. Un “sample platter” que iniciaba el viaje dentro del menú. Sopa Misoshiru, gyosas de queso gouda y cerdo, rollo de tuna primavera con una salsa ponzu, ¿y mi favorito? El Ebi Yuti (camarón relleno con fideos fritos). Me comería como 10, así de tragona soy y lo bueno que estaba.

El trío de ceviches… Marisco mixto (cangrejo/surimi, camarón y corvina), pescado apanado y tuna tartare. El tartar era sedoso, casi como para limpiar el paladar. El mixto era un clásico. ¿Mi favorito? El frito, con su respectiva salsa de anguila.

Una vez terminada la degustación de ceviches, llegó el momento del plato fuerte. Tengo entendido que la porción era más pequeña por ser el menu especial, sin embargo no perdió la calidad del plato. EL FAMOSO SUSHI DONUT. Acompañado con un trio de makis. Me hubiera gustado que tuviera una salsa, como la de anguila tipo drizzle arriba, pero tal cual estaba buena.

Me llamó la atención que utilizan un papel de soya en remplazo del Nori para algunos de los rollos, y lo tiñen de colores, supongo para darles un plus en el extenso mundo de los rollitos.

En este lugar tienen una iniciativa llamada Mini Susherito, donde niños pueden ir a tomar clases de cómo preparar sus propios rollos, que me parece fabuloso porque de niña me hubiese fascinado aprender.

Nos dieron la sorpresa e invitaron a una de sus estudiantes, quien nos preparó un rollo que no tenía NADA que pedirle a un rollo hecho por un chef adulto.

 

Y ya para finalizar, y QUE BUEN FINAL, nos sirvieron helado frito (unf, lo amo) y un mochi de fresa con fresas frescas, el dulce del mochi con el ácido de la fruta fresca era el balance perfecto.

Definitivamente regresaré por más mochi, helado frito y camarones rellenos. Y mojitos. Y rollos. Y rodaré si sigo hartando.

La cena fué una cortesía de Unagi y Degusta, pero mi review está basado en mi experiencia como foodie local. Unagi está ubicado en Balboa Boutiques, 2do piso, Ciudad de Panamá.

Powered by themekiller.com