FOOD ADVENTURES, PAULIE SAYS

CAFECITOS

En los tiempos de los coffee labs o cualquier nombre fancy que le pongan a las cafeterías, hay miles de tipos de café y cada uno de ellos es un mundo por conocer. En Panamá se ha desatado un boom de auto proclamados conocedores del café, desde los instantáneos de .50 centavos hasta los frappuccinos que rondan los $7. Pero si volvemos a la vida simple, un café no necesita tanto título, ni ser importado de Singapur procesado por las enzimas de un mono, ni caro cuando es bueno, local (¡apoya lo nacional!) y más que llegarte al estómago te llega al corazón.

Café Durán me dió la oportunidad de participar en un taller de preparación de recetas con su café. Me pareció una oportunidad genial, ya que hace varios años dejé de ser el estereotipo de persona creativa que no puede vivir sin café. Mas bien, si me metía mas, no iba a vivir lo suficiente. Entonces me convertí una cafetera ocasional y mis favoritos son los cafés fríos. Como buena sibarita, emprendí una nueva aventura culinaria y lo documenté.

Si les gustó el video, abajo les dejo fotos y comentarios sobre mi experiencia completa.

El taller consistió en la preparación de 3 postres y una degustación de café con información útil y tips por parte de la chef Mónica con la ayuda de su crew. Lo que ustedes no saben es que grabaron TODO y pronto me podrán ver en redes sociales hablando de mi experiencia y haciendo una que otra payasada. Ví que me grabaron mucho, así que yo también los grabé a ellos.

Mónica comenzó por preparar la base para una tarta de Arroz con Leche. Trituró galletas y las mezcló con mantequilla para formar el crust de la tarta. Mientras tanto, hirvió leche, canela y cáscaras de naranja. A esto le virtió arroz cocido una vez rompió el punto de ebullición. Por último, sacó las cáscaras y canela y mezcló café con gelatina simple.

Es un arroz con leche sencillo, ¡¿pero ven como la presentación lo hace parecer un postre digno de instagram?! El truco es la gelatina y el polvo de cacao.

También preparó una salsa de chocolate y café para “siropearlo” sobre helado. Mis amigos (y ahora ustedes) saben que mi helado favorito es el de café y amo el chocolate. Entonces estoy fué un éxito rotundo conmigo.

También preparó unos parfaits de tres leches con una crema de café, que fué el favorito de todos. Bizcocho, crema de café… Mi intolerancia a la lactosa no me detuvo de comerlo todo. Había que sacrificarse, ¡por la ciencia!

Este fué un chocolate casero artesanal que la chef nos compartió como un bonus a la lección de cocina con café. Contenía 70% de cacao y arándanos.

Degustamos el café de altura, en preparaciones espresso, latte y cappuccino. Estaban perfectos sin un granito de azúcar, en lo personal me sorprendí porque soy de endulzar mucho el café y todo menos tomarlo negro. Hablamos del cuerpo, sabor y acidez de un café bien preparado, desde el momento en que se cultiva por personas en cafetales del país hasta su preparación final para consumo. Al final nos enviaron a casa con una dosis alta de café, goodie bags y una experiencia que me encantaría repetir.

Todos estos postres fueron creados a partir de todo el sabor que contiene una pequeña semilla. Es buena analogía para la vida, total, diariamente la vida de muchos comienza a partir de una tacita de café.

    Previous Post Next Post

    You Might Also Like

    2 Comments

  • Reply Makiki September 4, 2017 at 11:53 pm

    Mannn!! Me encantó lo del siropeeee, tengo que probar esa vaina, a mi también me encanta el helado de café 😀

    • Reply hellopaulie September 5, 2017 at 4:22 am

      Es sencillo, chocolate de buena calidad, café y azúcar en polvo, creo que así iba. Ellos van a subir las recetas completas pronto!

    Leave a Reply

    Powered by themekiller.com