PAULIE SAYS, POPCORN TIME

REVIEW: BABY DRIVER!

Pocas veces he regresado a casa de ver una película en el cine sintiendo que debo investigar y escribir antes de irme a la cama. Baby Driver, o como Ed la bautizó: “The Fault In Our Cars” me voló la tapa del coco mientras disfrutaba de mi criminal contrabando de Krispy Kreme.

Dirigida por Edgar Wright (de la fama de Scott Pilgrim, Shawn of the Dead y Ant Man) y con dirección musical de Steve Price (Suicide Squad, Gravity y Fury). Menciono la dirección musical porque es una parte fundamental del éxito de la película y algo que le da peso a la trama, los planos secuenciales y su desarrollo.

En la era de Rápido y Furioso, al pensar en una película de acción mezclada con autos, pensaría que Baby Driver iba a seguir el mismo patrón que muestran estos films, quizás el diseño rosado de los posters la harían similar al drama que fué Drive con Ryan Gosling, pero más que un film de acción ruda fué un musical de acción meticulosamente coreografeado al son de una lista de canciones retro y otras contemporáneas.

El protagonista llamado Baby (Ansel Elgort, alias Augustus Waters ) es un chico que por una mala decisión quedó pagando una cuenta del lado oscuro de los negocios turbios. Es el conductor del getaway car de un grupo de asaltantes liderado por Doc (Kevin Spacey, alias el viejo verde de American Beauty) y cumple con su parte del trato con el fin de quedar en libertad. Chantaje, básicamente.

Sufre de tinnitus a causa de un accidente que tomó la vida de su madre (Sky Ferreira) y por esto se apoya en el constante uso de audífonos, para ahogar el constante ruido en su cabeza y le da ritmo a todo lo que hace. Esto lo hace parecer lento y probablemente dentro del espectro del autismo según sus colegas criminales. Eso si, para ser un “lento” es bastante atlético y aunque siendo un pro driver, es bastante incompetente cruzando calles a pie.


Un conductor que no puede conducir sin la canción perfecta. Pedal to the metal. Cuida de un anciano sordo mudo llamado Joe y como hobby graba conversaciones de su entorno para mixearlas. Posee una colección de cassettes que guarda cuales tesoros, me gustó el spin ochentero que le dieron, es algo que me recordó un poco a Ferris Bueller.

Es empático, amable y capaz de crear interacciones sensibles con extraños. En resumen: un buen pelao’. ¿Intereses? Ipods y música que recorre los años 70’s. Desde Easy de The Commodores (para los poco conocedores, Lionel Richie y su pandilla), referencias de Dolly Parton y Queen. Tiene un crush demasiado hermoso y literal ride or die con una mesera de gustos musicales cónsonos llamada Debora (Lily James, alias Cenicienta).

Durante el film vemos como Baby intenta escapar del bajo mundo una vez conoce a Debora, pero como todos sabemos, una vez te embarras, no hay quien te limpie. Se ve obligado a seguir siendo parte del crimen organizado y conoce a Bats (Jamie Foxx) quien cual ave de mal agüero, le agua la fiesta a todos y le complica la existencia hasta al espectador.


También tenemos a Flea (Red Hot Chili Peppers), John Hamm/Buddy (Mad Men) y Eiza González/Darling (que antes hacía telenovelas en México pero es algo que hasta ella quisiera olvidar).

En corto y para no spoilear tanto, es un film producto de una mezcla de thriller, comedia y acción, con una banda sonora IMPECABLE, con escenas de balaceras coreografeadas al ritmo de las canciones en donde cada bala marca nota perfecta y donde cada cambio de la transmisión de un auto coincide con la música. Las escenas de acción las rodaron con la ayuda del coreógrafo Ryan Heffington y Danger Mouse, fueron hechas acorde a la canción, no fué que le agregaron musiquita que calzara en post producción. La dirección de cámara y arte también estuvieron fuera de este mundo. Ya agregué el poster en mi carrito de Amazon, no shame.

Estrena esta semana en Panamá y está recomendadísima por mí. La banda sonora es una joya de 30+ canciones que seguramente son óptimas para escuchar desde un ipod classic.

Veredicto:

Edgar Wright hizo algo que nadie ha podido hacer: que yo me desvelara un poco para escribir un review sobre una película de autos. Y tu, Baby, eres un loquillo.

 

    Previous Post Next Post

    You Might Also Like

    No Comments

    Leave a Reply

    Powered by themekiller.com